La gente se vuelve loca con los aderezos de sus perros calientes: Salsa de ajo, yogur, salda de maíz, queso del año, queso manchego. Esta locura envuelta en tocino y demás ingredientes de la región.

Aunque muchos están contentos con algo tan simple y delicioso como un perro con sola mostaza de la vieja escuela, en Venezuela la mayoría, casi todos, la prefieren con todos los aderezos. Por eso, cuando amigos y panas se encuentran en un carrito callejero a comer perros, no hay salsa y aderezo que se salve.

¿Qué son los perros calientes venezolanos? Primos de la locura de los perros calientes de Estados Unidos, repletos de ingredientes y envueltos en tocino, papitas fritas y queso, estos perros callejeros están completamente cargados, metidos en un pan francés blando y rematados con muchos aderezos diferentes. La versión básica incluye col verde rallada, cebolla blanca picada, una combinación de ketchup y mayonesa, queso del año y el ingrediente clave, papitas fritas crujientes. Además, algunos añaden zanahoria rallada, maíz, un huevo frito, carne y otras salsas, aguacate, salsa de ajo, salsa de chile y mostaza.

Pero la clave está en las papitas fritas. Si no los encuentras, puedes utilizar papas fritas trituradas (incluso hay quien utiliza patatas fritas), pero los palitos de papas aportan un toque crujiente adicional y un atractivo visual impresionante que no sabías que necesitaban tus perros calientes.

Aparte de eso, estos perros calientes son bastante fáciles de preparar en casa. Y son ideales para eventos, fiestas y como cena, perfectas para ver una buena película.