Desde entonces se han diversificado en todo tipo de industrias, principalmente en la de alimentos y bebidas. La fábrica produce otras cervezas, pero la Polar Pilsen es, con mucho, la más popular, y puede adquirirse en América (si se busca bien), pero sobre todo en las islas de vacaciones de Aruba y en Venezuela y sus alrededores.

Así mismo, también podrás encontrar una cerveza venezolana en la tienda local, supermercado y tiendas Polar, que se reconoce por su logotipo muy característico de un oso polar ¡imagínate!

Venezuela se conoce como el país de las mujeres más bellas del planeta, y otra cosa que presumen los venezolanos, es de su inigualable cerveza Polar.

El aspecto no es tan malo, tiene buena pinta. Al vertirla, se forma una bonita cabeza blanca que se disipa rápidamente. La cerveza tiene un color amarillo pálido, con una fina capa de espuma.

El aroma es bastante fuerte, un olor muy agudo, muy dulce, a maltas, a grano, muy cítrico. Gusta mucho ese olor.

Es muy fácil de beber, tiene un buen sabor y gusto en todos los frentes, granos y maltas dulces. Fácil de beber, buenos bocados, una sensación agradable en la lengua. No es una cerveza fuerte, y no tiene un retrogusto fuerte, pero sigue siendo una cerveza de sesión, con un final muy crujiente, limpio y suave de beber.

No es una mala cerveza en general. Imagínense lo agradable que debe ser beberla helada en una de las playas venezolanas.