Teorías sobre el nacimiento del tequeño

Bien dicen que el aburrimiento es la cuna del asombro, y una de las teorías sobre el origen de los tequeños es una clara prueba de esto; siendo que, gracias a este estado, una quinceañera llamada Josefina Hernández, inventaría el alimento central de las reuniones venezolanas, durante los años 20.

Para ello, Josefina empleó una masa que rellenó con queso y la colocó en la sartén con un poco de aceite para freírlas; y al probarlas quedó tan maravillada, que decidió mostrarles su receta a familiares y amigos en una fiesta, en la que los tequeños se llevaron todo el protagonismo.

Claro, que para ese entonces los llamó «enrollados de queso», nombre que cambió en 1960, cuando empezó a llamárseles tequeños, ya que Josefina se mudó a Los Teques, y cuando iba a venderlos, las personas de la ciudad exclamaban «llegaron los tequeños».

Ahora bien, esa es solo la primera teoría. Dado que la segunda nos lleva directamente a Los Teques, zona en la que las familias ricas pasaban sus vacaciones; y donde se dice que la cocinera de una de esas familias pudo haber sido la creadora de los tequeños, ya que contaba con distintos y variados ingredientes con los que crear platillos.

Y ya para concluir, la última teoría nos ubica en el estado Zulia durante el siglo XX. Contándonos que nuestro protagonista era un hombre italiano de apellido Franco, que un día decidió probar algo distinto.

Así que amasó algo de harina de trigo, la frió y se dio cuenta de que había creado algo maravilloso. Y como en los otros casos, eventualmente la receta se hizo tendencia hasta que pronto toda Venezuela estaba comiendo de eta maravilla culinaria.