La yuca es uno de los alimentos más recurrentes en la dieta de los venezolanos, pues aparte de su accesibilidad, es bastante nutritiva. Y se mantuvo con ellos durante las épocas de mayor escasez.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 31 Segundos
La fiel Yuca del pueblo venezolano

Descripción

La yuca o mandioca, posee una cáscara marrón similar a la leña, la cual debe pelarse para su consumo, y que esconde un interior de color blancuzco o amarillo del cual protege de la oxidación. El mismo viene de un arbusto bastante alto, con raíces alargadas.

Orígenes

Este tubérculo proviene de una planta cultivada por primera vez por indígenas sudamericanos hace más de 8000 años atrás. La cual poco a poco fue expandiéndose por intervención de los españoles y portugueses, a toda América y eventualmente llegando al continente africano —donde representa la fuente principal de alimento del 80% de  la población—, y el continente asiático.

Existiendo diversos hallazgos de su presencia, como tallados en piedra referente a las raíces de la yuca, dentro del Obelisco de Chavín; cerámica alusivas a la yuca en la cultura Nazca. Y pinturas de la yuca en mantos paracas.

Propiedades y beneficios

La yuca posee un gran número de beneficios a la salud, los cuales son proporcionales a sus compontes. ¿Te animas a conocer cuáles son?

Lo primero son las vitaminas C, K y del complejo B, las cuales de modo general, colaboran para la formación de los tejidos en el cuerpo, previenen la osteoporosis, manteniendo el funcionamiento correcto de los huesos; además, ayudan a conservar la salud de la piel y el cabello.

En lo referente a minerales tampoco se queda atrás. Poseyendo hierro, que evita el desarrollo de enfermedades como la anemia; potasio, para disminuir la presión arterial; y magnesio, quien regula el sistema nervioso, la presión sanguínea y niveles de azúcar en la sangre, además de colaborar en la formación de proteína, masa ósea y ADN.