Cilantro

Posee un sabor dulce que puede parecerse al de la cáscara de naranja, y se realza al tostarse. Puede emplearse en la cocción de hervidos, granos, guisos, adobos y mojos como la guasacaca. Combina muy bien con preparaciones de pescado, carnes y arroz; y además, es uno de los aditivos más utilizados en el Oriente venezolano para hacer estofados de mariscos.

Culantro

Es de textura áspera y sus hojas tienen bordes aserrados, por lo que debe picarse en partes muy pequeñas para que no moleste al paladar. Su uso es muy popular y frecuente en esta parte del país y en los Llanos. Se emplea mucho en sopas, especialmente en el hervido de pescado. Se le agrega al final de la cocción, y se retira antes de servir.

Cebollín

Se identifica fácilmente porque sus hojas son largas, estrechas, huecas y salen de pequeños bulbos. Sirve para preparar casi todos los guisos tradicionales, sopas y sofritos. Suele usarse picado como adorno y como condimento en ensaladas, papas, vegetales cocidos, platos a base de huevo, carnes, aves, pescados, mariscos, salsas, aderezos y hasta en la tradicional hallaca.

Onoto

El onoto o achiote, como se le conoce en México, es muy utilizado como sustituto del azafrán. Se emplea en muchos de los guisos para dar color y sabor a las comidas. En época navideña, es uno de los protagonistas en la hallaca. En Oriente se le suele añadir al pescado; para ello, hacen un majado con ajos, onoto y sal, con el cual se cubre todo el pescado para luego meterlo al horno. También se utiliza para dar color a las empanadas.

Ají Dulce

Es un ingrediente imprescindible en la cocina venezolana. Es protagonista en los famosos picantes que se elaboran en la región oriental y en las hallaquitas. Entre los más solicitados se encuentra el ají dulce de la isla de Margarita, cuyos productores y conocedores consideran que debería contar con la etiqueta de denominación de origen.

Anís

La semilla del anís criollo es fresca y dulce, y puede emplearse en la preparación de carnes, pescados y salsas; pero se usa más popularmente en las arepitas dulces y en la repostería. El estrellado tiene un aroma penetrante y un sabor dulce. Es utilizado en alimentos de cocción lenta (pavo y cerdo), en hervidos (sobre todo de pescado y mariscos) y, por supuesto, en la dulcería.