Cabe destacar que este plato es rico en proteínas y elementos esenciales para una dieta balanceada que puede ser parte de nuestro día a día sin ningún conflicto, pero cómo es que un plato tan grasoso como este nos puede aportar todo lo que necesitamos en un solo lugar, su elevado porcentaje de proteína como la carne deshebrada que puede tener una variación vegana, la cual viene de la cáscara de plátano y te preguntarás ¿cómo es que obtienen esto? pues bien, la cáscara de plátano es desmenuzada en pequeños listones y una vez logrado esto se condimenta al igual que lo harías con la carne deshebrada que, se hace en salsa con los condimentos que desees al gusto, sin exceder la cantidad de sodio incluida, por otro lado procedemos con el huevo frito que su versión más saludable es hacerlo a la plancha con sólo una pequeña pizca de sal y un poco de orégano si deseas, ni hablar del arroz, rico en fibras energía y vitaminas, esto lo puedes preparar al vapor como de costumbre y de igual forma sin exceder el contenido de sal. También puedes conseguir un queso bajo en grasas para coronar el plato, además de rebanadas de plátano maduro al horno y judías o habichuelas negras hervidas o sofritas si ya las tienes previamente refrigeradas y listas en la nevera o en lata, preparadas al gusto y condimentadas como tú prefieras, todo esto lo puedes balancear en porciones pequeñas para el almuerzo o bien lo prefieras para la cena. 

Hablando de calorías si optas por la opción tradicional tiene un contenido calórico de alrededor 367 calorías para una porción de 200gr, pero para una dieta diaria equilibrada en base a 3000 calorías es un porcentaje bastante accesible el cual puedes nivelar con desayunos y cenas más ligeros sin dejar de incluir meriendas entre comidas. Lo bueno de esto es que con la versión de plátano puedes hacerlo más saludable y brindándote un capricho sano en tu menú habitual.