La lechosa es una fruta que se cultiva en toda Venezuela, también es común conseguirla como ornamento en muchos jardines y patios de las casas. Su nombre común, lechosa o lechoso, hace referencia al líquido látex que segregan sus tallos, hojas y frutos al hacerles incisión.

Vicente Marcano, científico venezolano, descubrió la papaína, enzima de la lechosa que se encuentra en el látex de la lechosa verde, y sus nemorosas propiedades como ayuda a la digestión de las proteínas y a ablandar las carnes.

La elaboración de este suculento manjar, suele encargarse por tradición, a las abuelas y madres del hogar, quienes a su vez, la legan a sus hijos. Esta dulce puede prepararse mesas antes de las fiestas navideñas, llegando ahorrar un buen dinero que se destinará a otras necesidades.

Este dulce ha tenido variantes, se puede sustituir la lechosa por conchas de parchitas o chayota ¿ingredientes que falten en Venezuela? … queda igual de sabrosa.

Si bien recalcamos que es un plato que no puede faltar en navidades, su demanda y elaboración, también son requeridos en fechas católicas, como la semana santa, en la cual, son frecuente la visita de parientes y amigos, para el disfrute del periodo vacacional, y son recibidos con este sabroso postre.

Ya sea en navidades, fechas religiosas, vacaciones y antojos; este dulce con sello criollo ha ganado el mérito de ser el embajador de los hogares venezolanos, para recibir, en cualquier momento, a los seres más querido…. ¡y buen provecho!